El porqué de "Calle del Barquilo"

 

Todo comenzó cuando unos ingenieros de "teleco" que habían sido tunos en los años setenta del siglo XX decidieron reunirse para retomar su afición por la práctica de la música de plectro. Buscaron en viejas agendas y reunieron a unos cuantos colegas más. La recluta se extendió a los más jóvenes y atrajo también a otros buenos aficionados, ajenos a la tuna y de procedencias muy diversas, conformando así un grupo plural, abierto y rico.

 

Se estableció entonces un ensayo semanal en el sótano de un bar de la Calle del Barquillo de Madrid. Cuando hubo continuidad y se nos ofreció actuar en público decidimos constituirnos como Asociación en toda regla y se planteó la gran cuestión: ¿cómo nos llamaremos?

 

Huelga mencionar la catarata de ideas geniales que pueden surgir en la sobremesa de una buena y bien regada cena. Los "telecos" más recalcitrantes sugerían nombres como "La Transformada de Laplace en Laúd" y otros así, que eran cortésmente desestimados.

 

Como suele ocurrir, todo resultó más simple. Estábamos en la Calle del Barquillo, calle electrónica por excelencia, con un nombre castizo y en la que estuvo en su día la Casa de Tócame Roque. Verde y con asas: "Calle del Barquillo".  

© 2023 by The Berkshire Trio. All rights reserved.

  • facebook-square
  • Twitter Square
  • Google Square
  • youtube-square